Milagros numéricos

Cuando por primera vez comencé a ver números repetidos, quedé impactado. Todo tenía sentido, tanto que me motivó a investigar más sobre el tema e incluso escribir una columna al respecto (la puedes leer aquí). La vikinga, los acontecimientos de mi vida, mi accidente… todo parecía predicho. Los números me “hablaban”, como si Dios los usara para comunicarse conmigo. Por supuesto esta teoría suena loca, y cada vez que hablo del tema siento que la gente me mira como a un lunático. Pero acá quiero comentarles un ejemplo de cómo, al menos en mi vida, los números han tenido una certeza que da miedo.

Fui al Norte a principios de Diciembre del año pasado, a exorcizar mis demonios internos al desierto de Atacama, específicamente en el pueblo de San Pedro. Fue en ese viaje, antes de llegar a este lugar, que vi varias veces el número 8 repetido en distintos lugares.

88, 888 u 8888 – Una fase de tu vida está a punto de terminar, y esta es una señal para darte tiempo de prepararte con antelación. Esta secuencia numérica puede significar que estás concluyendo una fase emocional, profesional o una relación. También significa que hay luz al final del túnel. Adicionalmente significa La cosecha está madura. No esperes para recogerla y disfrutarla. En otras palabras, no retardes tus acciones o el disfrute de tu trabajo.

Sí, mi vida cambió drásticamente. Escalando un cerro, completamente solo y en el medio del desierto, sufrí un grave accidente que casi me costó la vida. El aferrarme con toda mi fuerza a mi existencia evitó que rodara cerro abajo y me desnucara en la caída. En cambio me arrastré varios metros, frenando con mis piernas mi descenso, lo que terminó con mi pie izquierdo destrozado por dentro. Un cambio de vida, claro que sí. No podría volver a caminar por meses.

El período que siguió a mi accidente fue una montaña rusa de emociones. Al principio estaba devastado. Sumado a mi invalidez temporal, me avasallaba el costo financiero de todo el tratamiento, sumado al hecho de que no tenía muchos proyectos en los que trabajar para ganar dinero. Además, proyectaba mi vida social y sexual completamente acabadas. Pero, de pronto, una oleada de positivismo me invadió, y, como por arte de magia, las cosas comenzaron a darse muy bien. Mi ánimo subió de inmediato. Todo esto incluso pese a haber tenido un fuerte intercambio de emails con mi “ex” noruega y otras situaciones complicadas emocionalmente.

Mi fe estaba alta y me sentía fuerte en mi interior. Además, patrones del número 1 y 2 se me mostraban constantemente, los que utilizaba como una pausa para rezar y pedirle a Dios por mi pronta recuperación. Es más, quise ser específico con lo que quería: pedí caminar o al menos poder mantenerme de pie para el 25 de Enero, el día de mi cumpleaños. Un pedido difícil, que mi doctor y mi kinesióloga no compartían ni creían.

11, 111 ó 1111 – Monitorea cuidadosamente tus pensamientos, y asegúrate de pensar solamente lo que deseas, no lo que no deseas. Esta secuencia es un signo de que hay un portal de oportunidad desplegándose, y tus pensamientos se están manifestando en lo físico a velocidades récord. El 111 es como la luz brillante de un foco. Significa que el universo ha tomado una instantánea de tus pensamientos y los está manifestando en lo físico. ¿Estás complacido con los pensamientos que el universo ha capturado? Si no, corrige tus pensamientos (pide que te ayuden tus ángeles con esto si tienes dificultades para controlar o monitorear tus pensamientos).

22, 222 ó 2222 – Nuestras recién sembradas ideas están comenzando a desarrollarse en la realidad. Continúa regándolas y nutriéndolas, y pronto ellas brotarán de la tierra para que puedas ver la evidencia de su manifestación. En otras palabras, no esperarás ni cinco minutos antes del milagro. Tu manifestación pronto va a ser evidente para ti, ¡Así que continúa realizando un buen trabajo! Continúa manteniendo pensamientos positivos, continúa afirmando y continúa visualizando. Este es un signo de confirmación de que estás en el camino correcto haciendo las cosas correctas y yendo en la dirección correcta.

Tras la celebración de mi cumpleaños, el 24, no quedaban razones para alegrarme. Fue entonces que comencé a sentirme pesimista. Por un lado, médicamente parecía imposible que pudiera recuperarme para esa fecha, y el que mi amante tuviera que viajar me dejó sintiéndome solo y triste. Llegué el 28 de Enero a la consulta con mi doctor sin expectativas. Con mis rayos X de esa tarde en la mano, me senté en la camilla. Había visto patrones del 4, 5 y 7 repetidos, pero no sabía qué significaban ni tenía fe de que pudiera ser algo bueno.

Cuando llegué de vuelta a mi departamento, caminando en mis dos pies y casi sin la ayuda de mis bastones, me sentí feliz. “¡¿Osea, usted me dice que desde hoy puedo empezar a caminar?!” pregunté, incrédulo una hora antes a mi médico. “Sí. La fractura curó bastante rápido” me respondió. “¿Es eso normal?” pregunté entonces. “No. Es mucho mejor que normal” dijo él. Claro, porque fue un milagro. Aquel milagro por el que tanto pedí finalmente había sido realizado. Lo confirmé al ver el significado de los números que me habían aparecido antes.

44, 444 ó 4444 – Los ángeles están rodeándote, reafirmándote su amor y ayuda. No te preocupes porque la ayuda de los ángeles está cerca. Esta señal de los ángeles también significa su desacuerdo con tus pensamientos y sentimientos y puede ser interpretada como un ¡No! Cósmico a las preguntas que has hecho o a las ideas que puedas tener.

55, 555 ó 5555 – Abróchense sus cinturones. Un cambio de vida mayor está cerca. Este cambio no debería ser visto como positivo o negativo, porque todo cambio es parte natural del flujo de la vida. Tal vez este cambio es una respuesta a tus oraciones, así que continúa viéndote y sintiéndote estando en paz. Cuando veas esta señal de cambio de vida de pensamiento o evento acaba de ocurrir. Puede gustarte o no. Cualquiera que sea el caso los ángeles te están notificando que un episodio en tu vida ha llegado a su fin y es tiempo de avanzar.

77, 777 ó 7777 – ¡Los ángeles te aplauden! Felicidades, ¡estás en el camino! Sigue haciendo un buen trabajo y sabe que tu deseo está haciéndose realidad. Este es un signo extremadamente positivo y significa que también deberías esperar que ocurran más milagros.

Finalmente, pasada la alegría por mi increíble recuperación, los problemas financieros me sacaron de mi excelente estado de ánimo. Después de todo, necesito pagar por mi cirugía, mi tratamiento y además mis cuentas de siempre, aquellas que me permiten seguir viviendo solo en el mítico Barrio Brasil. Ahí surgió el último patrón. El triple 6 se desplegó ante mí, pero no era algo malo. En verdad, es un recordatorio. Mi vida ha estado rodeada de milagros. El sólo hecho de que siga vivo después de lo que pasó ya es uno.

66, 666 ó 6666 – Tus pensamientos están fuera de balance ahora, enfocados demasiado en el mundo material. Esta secuencia numérica te pide que balancees tus pensamientos entre el cielo y la tierra. Como el famoso Sermón de la Montaña, los ángeles te piden enfocarte en el espíritu y en el servicio, y sabe que tus necesidades emocionales y materiales automáticamente serán solventadas como resultado.

No tengo ni la más mínima idea de cómo voy a salir adelante, pero creo que lo voy a lograr. Fe es lo único que requiero, la misma fe que me ha permitido ponerme de pie de nuevo. Literalmente.

Notas:
· Los significados de los números los saqué de este link. Cualquier falla ortográfica o de redacción no es mi responsabilidad.
· La foto que ilustra este posteo fue tomada a una cuadra del edificio en el que vivo.

2 Comments

  1. Interesante tema. Me ha llamado la atención, me mueve a querer saber más del tema. Suelo ser positiva, pero, de repente, tengo mis bajones y no sé en qué dirección mirar para encontrar la luz a mis pesares.

    Gracias.

Leave a Comment

Your email address will not be published.